COMUNICADO / Sobre la paciente internada

Paciente internada

Con Motivo de la información errónea y parcial que está circulando en algunos medios periodísticos respecto de la paciente internada en la clínica Los Arcos, es preciso formular las siguientes aclaraciones a efectos de evitar la distorsión de los hechos.

Primeramente, nos solidarizarnos con la paciente, sus parientes y amigos porque sabemos del trastorno que implica su padecimiento, su internación en terapia intensiva y el riesgo intrínseco que de ello podría derivar.

Se trata de una paciente de 49 años de edad que fue operada el pasado 7 de Agosto. A los diez días refiere entumecimiento y pérdida de sensibilidad en las extremidades. No existiendo motivos que justificaran estos síntomas luego de la intervención, la paciente se interna para su observación. Luego de 3 días sin diagnóstico atribuible, habría comenzado con fallo respiratorio lo que derivó en su entrada a terapia y evidenció el diagnóstico preciso: Síndrome de Guillan Barre; y esta circunstancia es conocida por los medios periodísticos.

Cabe advertir que este raro trastorno aparece en 1 de cada 200.000 personas, es decir que resulta una enfermedad muy infrecuente. Se caracteriza por una pérdida de fuerza muscular causada por la desmielinizacion de los nervios periféricos y es una entidad reversible, pero lleva tiempo su recuperación. El motivo de su aparición se desconoce y algunos creen que puede ser causado por un virus respiratorio como una gripe, o por uno gastrointestinal, lo cierto es que nadie sabe científicamente cual es el motivo que desencadena este inusual síndrome.

Lo que sí es necesario advertir, para evitar desinformación, es que no aparece luego de una lipoaspiración. En este sentido, afirmamos enfáticamente que la enfermedad que transita la paciente no tiene ninguna relación con la cirugía que se le realizó: es una entidad diferente, que seguramente hubiera aparecido aunque no se operara. La cercanía con la intervención quirúrgica es una situación casual pero de ningún modo tiene relación causal. Por lo dicho y las circunstancias descriptas carecemos de la responsabilidad que falsamente se nos pretende endilgar mediáticamente.

En razón de los trascendidos periodísticos que circulan en distintos medios que carecen de autenticidad, deviene necesario hacer pública la información aquí referida.

Finalmente, deseamos a la paciente una pronta y favorable recuperación.

Anibal Lotocki y Equipo